viernes, 12 de marzo de 2021

Un año duro

 

Hace más de un año que publicamos el último post de este blog. Este ha sido un año raro, ha sido un año duro, ha sido un año de ausencias, de faltas, de carencias, de cosas que no pasan, de eventos que no se celebran, de personas que no vemos… y de nadadores que no nadan.

Pero ya ha pasado ese año… Hoy se cumple, exactamente, un año desde el día en que muchos fuimos conscientes de que algo raro, malo e importante estaba pasando. Y por lo tanto es el momento de empezar un nuevo año, que aún no conocemos y que podremos dibujar, más o menos, como queramos (y como nos dejen).

A ello vamos.

Todos, en mayor o menor medida, hemos mantenido nuestro hábito de nadar, aunque sea por turnos, en periodos de 40 minutos y de pocos en pocos. Pero algunos, los más valientes, han participado en algunas competiciones. Vamos a repasarlas, a ver si nos sirve para darnos a todos ese meneo que necesitamos cuando nos hemos quedado paralizados, como en stand by, como esperando que alguien nos diga que podemos seguir con nuestra vida.

 

El 29 de noviembre de 2020 Geles, Paula y Luis inauguraron la temporada con una toma de tiempos en Valladolid.

 

El 20 de diciembre de 2020 se celebró la VI fase autonómica de larga distancia en Valladolid. Participaron Paula, Luis, Geles y Álvaro, todos ellos en 1.500, con estupendos tiempos: Paula 22:00.73, Luis 25:59.59, Geles 24:05.27 y Álvaro 18:53.31 ¡Parece que estos chicos no hubieran sufrido los meses de parón!

 


El 17 de enero, ya en 2021, se disputó el VIII Campeonato de CYL Master de invierno en Valladolid. De nuevo participaron Paula, Luis y Geles… Ya se va viendo quienes son los que dan el callo en este Club…

Paula nadó 50 libres (33.00), 200 libres (2:38.41) y 400 libres (5:35.64), quedando en todas las pruebas en primera posición.

Luis participó en 50 libres (41.02), 100 libres (1:29.59), 200 libres (3:08.36) y 400 libres (6:39.88).

Geles nadó 50 libres (33.21), 100 libres (1:18.54), 200 libres (2:49.60) y 50 mariposa (41.71) con tres primeros puestos y un segundo.

 

Este fin de semana, 13 y 14 de febrero, se celebra en Elche el Campeonato de España de Natación con Aletas por Comunidades Autónomas. Hacia aquellas tierras se dirigen Javi y Carla para defender a Castilla y León por el Tizona. Javi participará en 50 bi-aletas, 50 apnea y 50 superficie y Carla en 100, 200 y 400 bi-aletas. Tienen muchas opciones de medalla así que les deseamos mucha suerte y esperamos que disfruten del mar, que desde hace un tiempo está tan lejos.

 


 Volvemos a asomar la cabeza… y esta vez lo hacemos con fuerza para que, aunque nos llevemos algún pisotón, no tardemos tanto en salir.

lunes, 10 de febrero de 2020

Homenaje a Luis Ayala


* By Raúl Urbina - @verbavolant

Dice una leyenda que todos los nadadores buscamos desesperadamente el color azul. Al principio, buscamos el color azul dentro de las piscinas y seguimos la pauta de una línea que nos guía. Otras veces, buscamos el color azul en el mar, para disfrutar de la sana convivencia del agua con la espuma, que son el reflejo del azul del cielo y de las nubes. Por eso, según cuentan los que saben, hay nadadores que encuentran el azul definitivo navegando por el cielo.

Hace unos días, recibíamos una noticia muy triste: Luis Ayala, iniciador de la natación en nuestra ciudad y padre de nuestra amiga Yiya, había fallecido.

Luis Ayala nos dejó en 2019 unas palabras sobre sus comienzos en el agua:

“Mis primeras brazadas en el agua fueron durante los años de la Guerra Civil en la calle del Morco. Entonces, a la braza se le llamaba estilo marinero y se nadaba de lado. Después, ya más crecidos, mis amigos y yo íbamos a Los Trampones en el río Arlanzón, frente a la Cruz Roja (la actual clínica Recoletas). También nadaba en la Fuente del Prior en los años 40 y también, cómo no, en el conocido Pozo del Árbol Caído, en Castañares, donde nos zambullíamos alegremente y sin miedo en las cristalinas aguas del Arlanzón”.

A mediados de los años cuarenta, Luis Ayala descubrió el color azul del que nunca se separará. Fue con motivo de la inauguración de la Ciudad Deportiva Militar y la celebración del Campeonato de España de Natación en el año 1945 (los tres estilos oficiales eran braza, espalda y crol) cuando la afición de Luis Ayala por la natación comienza de verdad. Se creó en “La Deportiva” el primer equipo de natación y waterpolo en Burgos, Luis se hace nadador federado y gana la Travesía de la Laguna Negra.

Como dice la leyenda, el azul se contagia con afición, pero también con el cariño de las cosas que gustan y que están bien hechas. Por eso, Luis Ayala comenzó con la magnífica tarea de enseñar a nadar a los niños durante treinta años, primero en los campamentos de Quintanar de la Sierra, luego en los cursos de “La Deportiva”, que fue el primer recinto en Burgos con contar ese azul contagioso de las piscinas.  Cuando se inaugura la primera piscina municipal en Burgos, allí está Luis Ayala para enseñar a los niños a seguir esas líneas entre el azul de la piscina en la campaña “Ningún niño sin saber nadar”. Hizo compatibles su trabajo de funcionario con sus labores de socorrista (fue durante un tiempo el único socorrista titulado en Burgos) y de monitor de natación hasta el día de su jubilación.

La pasión por el azul no se limitó a los cursos de natación: fue el creador, junto con otros compañeros, del primer club de natación burgalés, el Club Arlanza y organizó la primera travesía del pantano del Arlanzón.

La vida y la natación eran para Luis una única cosa. No paró nunca de nadar. A sus noventa años, seguía haciendo 800 metros tres días a la semana en la piscina de San Agustín durante el invierno y en su querida piscina de La Deportiva en verano. Los ángeles (y todos los que disfrutaban viendo su estilo elegante, pasase el tiempo que pasase) cuentan que era un experto en el ejercicio que se llama “la bicicleta”, muy complicado para casi cualquiera y que él ejecutaba a la perfección. Nosotros, en el Club Natación Tizona, hicimos este ejercicio en su honor en un entrenamiento reciente.


Como decíamos al principio, cuenta una leyenda que todos los nadadores buscamos desesperadamente el color azul. Al principio, buscamos el color azul dentro de las piscinas y seguimos la pauta de una línea que nos guía. Otras veces, buscamos el color azul en el mar, para disfrutar de la sana convivencia del agua con la espuma, que son el reflejo del azul del cielo y de las nubes. Por eso, según cuentan los que saben, hay nadadores que encuentran el azul definitivo navegando por el cielo. Luis, desde hace unos días, nada en el azul del cielo. Y contempla con una sonrisa a cada niño que da sus primeras brazadas, a cada nadador que entrena para ser un poco mejor. Y seguro que sonríe con la satisfacción de nadador unida a la de padre cuando ve a su hija Yiya. Su legado, la pasión por el azul, sigue muy vivo en cada club de natación y, muy especialmente, en el Club Natación Tizona. Descanse en paz en el azul del cielo, reflejo de tantas alegrías.


domingo, 9 de febrero de 2020

III Campeonato de España Open de Fondo de Natación Master


Este fin de semana se ha disputado en Oviedo el III Campeonato de España Open de Fondo de Natación Master.

Como representación del Tizona hemos tenido a Luis Carranza y Paula Carranza, padre e hija, que como los valientes que son han participado en el 800 y en el 1 500 con muy buenos resultados.



Luis ha obtenido un 9º puesto en el 800 y 10º en el 1 500 en la categoría de +60; y Paula ha sido 12ª en el 800 y 11ª en el 1 500 en la categoría de +30.



Enhorabuena a ambos.

Podéis ver los resultados en la siguiente dirección:
https://rfen.es/es/section/resultados-fondo-master-2020

Crónica del VII Open de Castilla y León Master de invierno


El fin de semana del 18 y 19 de enero de 2020 tuvo lugar en la piscina de La Palomera, en León, el VII Open de Castilla y León Master de invierno en el que participamos 20 nadadores del C.N. Tizona en un total de 86 pruebas individuales y 6 relevos.

El club obtuvo un buen cuarto puesto con un total de 602 puntos, teniendo en cuenta que, al tratarse de un Open, hubo equipos infiltrados de otras comunidades, como el Cuatro Caminos que se quedó con el primer puesto. Los mejores resultados se consiguieron en las franjas de edad entre 30 y 34 y entre 35 y 39 años con el primer puesto en ambas categorías. 

Conseguimos nada menos que 58 medallas, con 33 oros, 14 platas y 11 bronces.

Los participantes fueron: Ángeles Ayala, Daniel Martín, Sara Fernández, Javier López, Irene López, Víctor Fernández, Ana Rodríguez, Elena Heras, Mª Ángeles Fernández, Blanca Nieves Santamaría, Pedro Tavera, Sara Pérez, Rubén Gonzalo, José Luis Pinto, Marco Antonio Berzosa, Marcel Solá, María Fuertes, Luis Carranza y Virginia del Torno.

Algunos de ellos debutantes, como el caso de Blanca Nieves, Irene, Marco Antonio y Virginia, que se han unido esta emporada al club, lo que denota el interés que sigue generando este deporte a todas las edades. 

Como ya es tradición, el campeonato sirvió, no sólo para compartir el duro esfuerzo de la competición,


los inquietantes nervios,


el sabor del cloro


y las delicias del éxito,


sino también los momentos de esparcimiento,

la comida en grupo del mediodía


la moda del momento


y las maravillosas (y ardientes) delicias del Barrio Húmedo de León.



En conclusión, pasamos un estupendo fin de semana.

Los resultados y todos los números de la competición se pueden consultar en el siguiente enlace:
http://www.fenacyl.es/online/19_20/VIICTCYLOPMASINLE/

Y los videos de muchas de las pruebas en nuestro canal de youtube:
https://www.youtube.com/playlist?list=PLb3MAK9loGJ5NNFcYw-0AWdFCEXYmJRVR